Cuatri que atropelló a Maxi 2

Advierten que está a punto de prescribir la causa por el guardia ambiental atropellado

San Antonio Oeste. En los próximos días podría prescribir la causa judicial iniciada por la denuncia del guardia ambiental Maximiliano Bertini, quien acusó al piloto de automovilismo José “Manu” Urcera de haberlo atropellado con un vehículo todo terreno cuando cuidaba una playa donde está prohibido transitar.

La posible extinción del caso fue advertida desde la Fundación Inalafquen, entidad que promueve el cuidado del medio ambiente y apoyó firmemente a Bertini.

La organización publicó un mensaje en su cuenta de Facebook en el que señalan que además Bertini informó que hasta el momento “las actas de infracción realizadas no fueron cobradas”

También resaltan que “la Justicia en una primera instancia no investigó el caso” y que “Luego de la apelación la Fiscalía Nro 5 tomó el caso y recién se comenzaron a investigar los hechos en Abril de 2017, 15 meses después del evento”.

Asimismo anticipan que “En Febrero de 2018 podría prescribir”.
“Esperamos que la Justicia y el Gobierno den una respuesta. Maxi estaba defendiendo el Área Natural Protegida Bahía de San Antonio que es de Todos, nada menos que trabajando y poniendo literalmente ´su cuerpo´ un 1ro de enero”, finaliza el posteo.

 

Custodia de la playa

El hecho se produjo ese día de 2016 en la zona conocida como Los Álamos, ubicada entre Las Grutas y San Antonio, un tramo costero considerado frágil por ser utilizada por aves playeras para anidar y alimentarse, y que integra el Área Natural Protegida Bahía de San Antonio.

Urcera conducía un costoso rodado conocido como UTV acompañado por otros tres hombres, mientras que en un cuatriciclo iban dos chicas, una de ellas su hermana.

Bertini los interceptó para advertirles que no podían seguir, pero fue embestido por el 4×4. Antes de la maniobra alcanzó a tomar fotografías, que luego fueron difundidas. Una de ellas ilustra este artículo.

La víctima sufrió heridas leves. Lo dejaron abandonado en medio de las dunas y debió soportar cerca de dos horas las inclemencias de una tormenta eléctrica con lluvia copiosa hasta que pudo ser rescatado.

El expediente recayó inicialmente en juez de Instrucción Penal, Carlos Mussi, quien  absolvió Urcera.

La medida había sido solicitada por la fiscal Paula Rodríguez Frandsen, con el argumento que no había encontrado elementos para incriminar al conductor y sus acompañantes.

De todos modos el estudio de abogados que defiende a Bertini, integrado por Luciano Perdriel y Manuel Maza, apelaron la resolución. Ese trámite lo debía decidir la Cámara de Apelaciones de Viedma.

La causa se había demorado porque no lograban notificar al acusado, pues no daban con su domicilio a pesar de su trascendencia como piloto automovilístico y que junto a su familia vive en Cipolletti. Su padre dirige en Neuquén una empresa de servicios petroleros.

Recién pudieron localizar al joven conductor en marzo del año pasado, cuando participó en la carrera de Turismo Carretera que se disputó en Viedma.

Urcera fue consultado por este medio horas después del suceso y negó haber tenido participación. Aseguró que para esa fecha no estuvo en la zona.

“Tengo mil cosas para demostrar que no estuve”, dijo en un contacto telefónico.

Sin embargo a los pocos días lo entrevistaron por radio LU5 de Neuquén y cambió la versión. Admitió que conversó con Bertini, pero SOSTUVO que no hubo un incidente violento.

Foto gentileza Fundación Inalafquen