Archivos por Autor: Luis Uribe

Puesto policía caminera SAO

Cuatro años y seis meses de prisión por transportar a SAO más de 62 kilos de marihuana

San Antonio Oeste. El Tribunal Oral Federal de General Roca, con la firma del juez Alejandro Silva, condenó a un hombre a cuatro años y seis meses de prisión y 3 mil pesos de multa por haber sido descubierto cuando ingresaba a esta localidad con 62,764 kilos de marihuana, ocultos en una camioneta Amarok.

La pena recayó sobre Sergio Leiva de 50 años y actualmente detenido en la Unidad 12 del Servicio Penitenciario Federal, en Viedma.

El sujeto fue declarado reincidente por el mismo delito. Entre sus antecedentes cuenta que en enero de 2012 fue atrapado en Las Grutas con un cargamento de casi 70 kilos de la misma sustancia (ver aparte).

La sentencia conocida recientemente se acordó mediante un juicio abreviado, por lo que Leiva aceptó su culpabilidad. Lo imputaron por el delito de “tráfico de estupefacientes en la modalidad de transporte”.

La acusación fiscal indica que el hecho ocurrió a mediados de junio del año pasado, cuando el rodado que ocupaba el sospechoso con otro individuo fue interceptado en el puesto de la policía de tránsito ubicado en la rotonda de acceso a San Antonio (foto).

Allí, con la ayuda de un perro adiestrado, encontraron la droga oculta en distintos compartimentos de la camioneta.

Eran “106 panes disimulados y acondicionados ocultos en paneles de las puertas traseras y el resto en un habitáculo generado para ocultar sustancias debajo de la caja trasera de la camioneta, con tal pericia para dificultar su visualización desde el exterior e incluso olfativo en caso de utilizar canes detectores (requiriendo de dos registros sobre el vehículo para poder dar con ellos)”, precisa la sentencia.

En el mismo lugar también detuvieron a otros dos hombres que circulaban en un Chevrolet Onix delante de ellos cumpliendo funciones de “barrido” o “ariete para evitar cualquier contingencia que sucediera en el extenso transporte de la droga incautada”.

El operativo estuvo a cargo de efectivos del Departamento de Toxicomanía de la Policía rionegrina, y no fue de casualidad, sino que los venían siguiendo.

Según se desprende del fallo, la maniobra quedó al descubierto en intervenciones telefónicas ordenadas por el Juzgado Federal de Viedma, que investigaba una posible operación entre sospechosos de la capital provincial que proveerían estupefacientes a otros de San Antonio.

De esas escuchas surgieron conversaciones en febrero de 2017 entre un hombre de San Antonio y otro de Quilmes (Buenos Aires), que se consideró una “relación fluida de proveedor-revendedor”.

Así se determinó que se realizaría “un viaje próximo a la zona” en junio siguiente, “con el fin de aprovisionar de drogas” a dos personas de la zona atlántica.

Con esos datos se organizó el dispositivo que logró desactivar el negociado.

El veredicto judicial, que establece la incautación de los dos vehículos, no incluye al resto de los involucrados, por lo que se desprende que serán imputados en otros procesos.

La foto es de archivo