Curiosidades

Cacique Catriel

Ordenan restituir el cráneo y un poncho del cacique Catriel a sus descendientes

Las autoridades del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas y de la Administración de Parques Nacionales ordenaron restituir el cráneo y un poncho pertenecientes al cacique Cipriano Catriel, que se encuentran en el Museo de la Patagonia “Francisco P Moreno”, de Bariloche.

La resolución, publicada en el Boletín Oficial de Nación, establece que ambas piezas deberán ser entregadas a los descendientes de Catriel, pertenecientes a las comunidades “Peñi Mapu” y “Cacique General de las Pampas Cacique Cipriano Catriel”, de la localidad de Azul, provincia de Buenos Aires.

Se puntualizó que la entrega se realizará en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y que el gasto que demande el traslado será solventado por Parques Nacionales.

Asimismo se acordó que el obsequio de una réplica del poncho devuelto, para ser expuesto en el museo barilochense, para difundir la información sobre los Derechos de los Pueblos Originarios y la aplicación de la normativa relacionada en este caso en particular.

En tanto que  se instruyó a Parques Nacionales que organice, junto con el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas una ceremonia tendiente a resaltar la “reparación histórica”.

La medida se tomó ante el reclamo efectuado en 1999 por Matilde Modesta Catriel, descendiente directa del Cacique, y además representante de la comunidad originaria bonaerense.

Mientras que 2012 también lo solicitó Víctor Hugo González representante de la comunidad “Peñi Mapu”, de Olavarría.

El documento destaca que está en vigencia la Ley Nacional 25.517, que determina que los restos mortales de aborígenes, cualquiera sea su característica étnica, que en la actualidad formaren parte de museos, colecciones públicas o privadas, deberán ser puestos a disposición de los pueblos o comunidades de pertenencia que lo reclamen. La misma norma expresa que “todo emprendimiento científico, incluyendo el patrimonio histórico y cultural, que tenga por objeto a las comunidades indígenas, deba contar con su expreso consentimiento”.

También se invocó al Decreto 701/2010, que sostiene en sus considerandos que, durante la realización del Congreso Mundial de Arqueología de 1990, se celebró el “Acuerdo de Vermillion”, donde los arqueólogos y pueblos indígenas establecieron lineamientos éticos para el tratamiento de los restos humanos.

Además el mismo Decreto menciona al Código de Ética Profesional del “International Council of Museums”, en cuanto a que los museos deberán responder con sensibilidad, respeto y diligencia a la petición para que se retiren de la exhibición pública restos humanos o piezas de carácter sagrado y proceder a su devolución cuando correspondiere.

Foto: infoeme.com

Más de Curiosidades