Ballena Bahía Rosa acordonada

Cercaron la ballena que murió varada en “La Ensenada” e inician la necropsia

La Dirección de Fauna Silvestre y Servicio de Áreas Naturales Protegidas informó que acordonó el sector de playa en bahía Rosas conocida como “La Ensenada”, donde permanece el cuerpo de la ballena jorobada que encalló el miércoles por la noche.

En el lugar integrantes del cuerpo realizan guardias pasivas para prevenir que vecinos y animales domésticos se acerquen al ejemplar por los riesgos sanitarios que representa.

Las autoridades ordenaron que, paralelamente, se inicien los estudios correspondientes y la necropsia para determinar las causas de su muerte.

Esta labor estará a cargo del Centro de Investigación Aplicada y Transferencia Tecnológica en Recursos Marinos Almirante Storni (CIMAS – Instituto de Biología Marina), que tiene sede en San Antonio Oeste.

De acuerdo a los primeros datos recabados, se trata de un ejemplar de ballena jorobada o yubarta adulto, de unos 11 metros de largo y más de 10 toneladas de peso, aproximadamente.

 

Murió a pesar de la asistencia

El jueves por la mañana un pescador de la zona se acercó a la Secretaría de Ambiente que la ballena había varado en playas de Bahía Rosas, “La Ensenada”, ubicada en el camino de la costa de Río Negro.

Inmediatamente se montó un operativo trasladándose personal de la Dirección de Fauna Silvestre y Servicio de Áreas Naturales Protegidas hasta el lugar para asistir al animal. A su vez se dio aviso a todas las instituciones que potencialmente podían colaborar con el rescate como Policía, Prefectura, Defensa Civil, Bomberos, Dirección de Vialidad Rionegrina, además de especialistas en la temática como el CIMAS  y la Red de Varamiento de Chubut, entre otros.

Mientras tanto la asistieron con paños húmedos para protegerla del sol y baldes de agua para mantenerla humectada, y se construyó mediante trabajo manual un canal para favorecer que el ejemplar pudiera regresar a su entorno natural por sus medios. Además, a través de las redes sociales cientos de vecinos se autocovocaron y se acercaron al lugar para ayudar, a quienes se les brindaron los elementos de seguridad necesarios.

Lamentablemente, en horas de la tarde la ballena murió, por lo que se valló el lugar para que las personas no se acerquen debido a los riegos sanitarios que presenta un animal en ese estado, se destacó.

viedma24horas.com.ar