Rayo 071115

En Las Grutas, un rayo captado en el momento justo

San Antonio Oeste. La tormenta eléctrica que se registró ayer en esta región no terminó en vendaval, como el cielo anunció durante toda la tarde, y dejó imágenes impactantes que afortunadamente fueron captadas por ojos avizores, y reflejan el instante justo en que se produce el fenómeno.

Una toma asombrosa logró Fabio Verdecchia, conocido conductor radial de la villa turística, alrededor de las 19,30. Estaba en su casa del barrio Aldea de Mar, en la zona de El Buque, a unos 15 kilómetros al sur.

El día era radiante y el sol se hizo sentir como un anticipo del verano. Casi 34 grados marcó el Servicio Meteorológico Nacional, que destacó que fue la máxima del país.

La playa se pobló y muchos se animaron al chapuzón en las aguas del golfo San Matías, que todavía no adquieren la calidez que se caracterizan.

Pero cerca de las 17 el viento se puso del sur y la calidez cambió por ráfagas frías que descendieron drásticamente la temperatura.

Oscuros nubarrones ocuparon el firmamento, y se sucedieron rayos y truenos durante el resto de la tarde. Los resplandores iluminaban el paisaje en sepia, y los consecuentes estallidos hacían temblar la tierra segundos después.

Si bien en algunos sectores cayeron unas pocas gotas, no se descargó el aguacero con la furia que amenazó.

Después de las 22 las condiciones cambiaron otra vez, y quedó la noche serena con un cielo infinitamente estrellado.