????????????????????????????????????

La Feria de los Artesanos, otro clásico del verano grutense

Cuando cae el sol y culmina la jornada de playa las caminatas por la zona céntrica de Las Grutas son inevitables.

La cara nocturna del balneario muestra una variada gama de entretenimientos para todas las edades, y entre ellas se destaca el paseo de Los Artesanos, ubicado en la Primera Bajada.

Es un clásico del verano que se inició hace alrededor de 40 años (58 cumplió la villa). El predio lleva el nombre de “Víctor Menjoulou”, en homenaje a quien fuera uno de sus impulsores. Una placa en uno de sus accesos lo recuerda.

En la serie de puestos, alineados en forma de “T”, el visitante puede encontrar artesanías en cuero, metal, madera, cerámicas, tejidos, como también cuchillos, juegos de mesa y otros ornamentos.

Asombran los escaparates acomodados prolijamente o con un orden propio de la peculiaridad de cada autor. Son recintos, de chapa y techados, que construyó  el municipio de San Antonio Oeste, que también provee la conexión eléctrica para la iluminación.

Es el lugar ideal para llevarse un recuerdo o un obsequio para una persona querida. Tienta la originalidad de algunos productos y la fina terminación que solo le pueden dar las manos de un artesano.

Los precios varían según la pieza que se desee llevar. Hay pulseras tejidas desde 50 pesos. También colgantes a 150 y morrales de tela o cuero a partir de los 180 pesos.

Cada noche multitudes transitan los 150 metros que comprende el campo ferial. Más de una sorpresa se puede hallar y el ambiente de la adquisición lo hará inolvidable. Hasta se puede contemplar en vivo el trabajo de los artistas.

Desde hace unas pocas temporadas se fijó como límite 122 puestos, pues no caven más en el espacio. Podrían ser muchos más si la comuna no regularizara la actividad. Genera mucho interés lograr un lugar, y suelen quedar postulantes tardíos al margen.

Algunos artesanos viven de manera permanente en la villa turística, dedicándose a otros quehaceres en temporada baja o trasladándose a otros centros turísticos invernales.

En verano suelen llegar desde otros puntos del país, lo que permite que la feria se nutra de novedades y otros estilos de trabajo.

P/LMNeuquén