Hospital Garrahan

Operaron nuevamente a Ciro para colocarle una prótesis

San Antonio Oeste. Operaron ayer nuevamente a Ciro, el bebé de poco más de un año que fue mordido en el rostro por un perro Dogo.

La intervención se realizó en el hospital Garraham de Buenos Aires, donde el nene permanece internado, y tuvo por objetivo colocarle una prótesis en la zona de la frente, donde sufrió la feroz dentellada, que le provocó la pérdida de un ojito.

Una tía de Ciro indicó que la operación resultó exitosa, y que a partir de ahora deben esperar su reacción, ante la posibilidad de que pueda rechazar el implante.

“Estamos felices”, resaltó de todos modos, pues confían en que no habrá inconvenientes.

La joven sostuvo que el chiquito “es super fuerte”, y que “está hermoso”.

Tendrán que esperar cómo evolucione de esta nueva cirugía, que se suma a otras dos que le realizaron en Viedma y en Buenos Aires.

Ciro es hijo de Ramón Painemil, conocido jockey y cuidador de caballos de carrera.

El domingo 1 de este mes toda la familia estaba en el stud que poseen en club Hípico, cuando la criatura se acercó a un perro Dogo que estaba encadenado. Fue un segundo de descuido. El animal lo atacó de un mordisco. Lo llevaron urgente al hospital local, pero por lo grave del cuadro lo derivaron al de Viedma. De allí decidieron trasladarlo en avión sanitario.

Se pensó lo peor, pero afortunadamente tuvo una mejoría notable.

En Capital está con su mamá y su abuela, y en esta semana lo fue a visitar su papá.

La estadía genera gastos extraordinarios. Reciben ayuda de la Casa de Río Negro, y también de conocidos y amigos. Entre ellos las autoridades del club hípico de General Conesa, donde realizarán fletes de caballos para la reunión que se realizará próximamente. También les permitieron realizar una rifa durante esa jornada. Además un equipo de fútbol femenino organizó un campeonato para reunir fondos.