Galme Pesquera

Proponen expropiar el edificio de la ex pesquera Galme

San Antonio Oeste. El concejal radical Pablo Fernández presentó hoy un proyecto de ordenanza para expropiar la vieja planta pesquera de la empresa Galme, en total estado de abandono, y cederla al municipio para que le dé un destino útil para la comunidad.

El establecimiento que brilló en otros años, ubicado en la avenida costanera entre Beschetd y Torello, despertó preocupación en la Junta Vecinal del barrio Unión, debido han ocurrido violaciones y suele ser utilizado para cometer hechos delictivos o como “aguantadero”, y además el deterioro que muestran sus paredes hace temer posibles derrumbes.

“la estructura de la torre que da sobre la calle Güemes de nuestra localidad, tiene columnas con armaduras a la vista producto de la fisuración del recubrimiento por corrosión de armaduras que afectan la capacidad portante de la misma”, sostuvo.

Tanto la policía como bomberos certificaron la peligrosidad del inmueble, de acuerdo a los informes que entregaron a la comisión vecinal y así lo destacó el edil en los considerandos de la propuesta.

Además recordó que en su momento el Deliberante ya trató el caso ante otros reclamos similares. Una de ellas, mencionó, encomendó al Ejecutivo exigir al titular que acondicione el predio para que deje de ser un lugar riesgoso para la población.

Resaltó asimismo que el Código Urbano establece multas para este tipo de situaciones, y que puede llegar al equivalente a 20.000 litros de gasoil.

La propuesta de Fernández requerirá el voto de las dos terceras partes de la totalidad del cuerpo para ser aprobada.

De prosperar la propuesta de Fernández en el cuerpo deliberativo local el municipio deberá elevar a la Legislatura que dicte una ley que ratifique la expropiación.

Si se aprueba el municipio decidirá qué destino darle al edificio, “siempre teniendo en cuenta el mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes del ejido municipal”.

Uno de los puntos que se debe desentrañar es a quién pertenece el inmueble. Una versión señala que es de Miguel Irigoyen, el ex interventor de Lotería condenado por coimas. Pero en la Dirección Provincial de la Propiedad aún figura a nombre de Galme.